El Catenacciu de Sartène

Publicado el 

El Catenacciu de Sartène

Sorprendente y fascinante al mismo tiempo, la procesión del Catenacciu perpetúa la tradición religiosa corsa en la noche de Sartène, la tarde del Viernes Santo.

Córcega, la bella isla secreta y misteriosa, impregnada de un catolicismo ancestral, ha sabido preservar sus tradiciones. Asistir a la procesión del Catenacciu la tarde del Viernes Santo constituye una experiencia única, que permite constatar hasta qué punto estas se mantienen vivas. La más antigua de las manifestaciones religiosas corsas reproduce la Pasión de Cristo a todo color. A las 21:00, los vecinos de Sartène convergen hacia la Iglesia de Santa María para acompañar a pies descalzos al penitente vestido de rojo, encadenado a su pesada cruz, a lo largo de un recorrido de 1,8 kilómetros, que revive la subida de Cristo hacia el Gólgota. Tras él, desfila un cristo extendido sobre un sudario blanco. Iluminada con las candelas vacilantes colocadas en los alféizares de las ventanas del casco antiguo, y acompañada por las melopeyas religiosas que entona la multitud, la ceremonia ofrece dos o tres horas de magia atemporal. Incluso si no es practicante, el Catenacciu se vive también a través del folclore y la espiritualidad que desprende.

Église Sainte-Marie
Place Porta
20100 Sartène

30 de marzo de 2018
www.lacorsedesorigines.com

Gratuito
A las 21:00 en la Place Porta