En el cementerio de las vanidades

actividad insÓlita
En el cementerio de las vanidades

Père Lachaise, el cementerio más grande del centro de la capital, abre sus avenidas arboladas a la vida, que en sus 44 hectáreas, ha reconquistado el territorio.

Con más de 5000 árboles de diversas especies que conviven con el bestiario del más allá, es el mayor espacio verde de París. El cementerio es también un paraíso para las aves como el papapmoscas o el colirrojo real y para las lagartijas y abejas que han encontrado su hogar en la cabeza zumbante de la estatua de Casimir Perrier, erigida sobre un inmenso mausoleo.

Observará que cuanto más impone el monumento funerario, más habrá caído el político correspondiente en el olvido. Preferirá las tumbas más modestas de los inmortales poetas, novelistas, compositores y artistas que ahí descansan: Musset, Apollinaire, Balzac, Proust, Colette, Oscar Wilde, Chopin, Rossini, Géricault, Pissarro, Sarah Bernhard, Piaf… sin olvidar, por supuesto, a Jim Morrison. También le maravillarán las verdaderas obras de arte del siglo XIX, de talentos como Guimard, Visconti, Garnier, Barrias, David d'Angers o Chapu, inmortalizadas por la profunda mirada del fotógrafo de las representaciones de la muerte, André Chabot.

Cementerio de Père Lachaise
16, rue du Repos
75020 París

Tel.: +33 (0)1 55 25 82 10

www.pere-lachaise.com