Holbox, una isla mexicana que maravillará a toda la familia

Publicado el 

Holbox, una isla mexicana que maravillará a toda la familia

A poca distancia de Cancún, en el norte de la Riviera Maya, un rincón del mundo se resiste la tentación del hormigón: Holbox. No se pierda esta isla de pescadores protegida.

Holbox, una isla mexicana que maravillará a toda la familia

Tras recorrer las dos horas de carretera que la separan de Cancún y media hora en ferry, llegará a un edén ajeno al turismo de masas. Nada más poner un pie en la isla, un carrito de golf se hace cargo de su equipaje, que dejará frente a su casita colorida. Su estancia en México comienza como en un sueño, frente a sus espectaculares aguas turquesa. Saque el bañador y las chanclas para integrarse en el ambiente de playa . La isla ofrece 35 kilómetros de arena blanca para el disfrute de unos pocos privilegiados, que ocupan discretas cabañas de madera. Aquí, no encontrará ningún alojamiento «todo incluido» donde cervezas y margaritas corren a raudales. No obstante, apreciará la inmensa paz que reina en la isla y la brisa de los alisios que mece las palmeras.

Holbox, una isla mexicana que maravillará a toda la familia

Recorrido en kayak y avistamiento de tiburones ballena

No busque más: con su naturaleza idílica y su ambiente relajante, Holbox (pronunciado «holbosh» en maya) es la opción perfecta para las familias que buscan hacer actividades juntas y relajarse. La isla ofrece multitud de opciones para mantener ocupados a sus hijos pequeños y adolescentes, sobrados de energía. Apueste por las actividades deportivas. Empiece a explorar la isla con un tranquilo recorrido en kayak por los manglares. Bajo el agua turquesa, se despliega todo un mundo. Cambie los remos por las gafas y el tubo para observar los peces tropicales, que juegan al escondite en los arrecifes de coral.

¿Sus hijos tienen ganas de más sensaciones fuertes? Un curso de iniciación al kitesurf debería proporcionarles un buen subidón de adrenalina. ¿Todavía quieren más? Ármese de valor y comparta con ellos una experiencia submarina excepcional. Una inmersión en busca de uno de los peces de mayor tamaño: el tiburón ballena. Estos fantásticos animales frecuentan las aguas de Holbox entre mediados de mayo y mediados de septiembre.

Salga del mar y ponga rumbo a la Reserva Natural Yum Balam. En este espacio verde de 60 000 hectáreas, más de 320 especies de aves se agolpan en las ramas de los árboles tropicales.

Holbox, una isla mexicana que maravillará a toda la familia

Relax frente al golfo de México

Para reponerse de estas emociones, relájese en una de las playas más bellas de la isla. Sus providenciales hamacas le invitan a disfrutar de un descanso absoluto con el turquesa del golfo de México como telón de fondo. Si se cansa de tostarse al sol, siempre puede coger una bicicleta y llegar a la aldea con el mínimo esfuerzo. En sus calles de arena, se respira un suave perfume vacacional al más puro estilo mexicano. Piérdase en medio de sus coloridos murales. Su arte urbano perpetúa así la tradición del muralismo mexicano.

Desde la terraza de un café, calme la sed con agua de mango (elaborada con mango fresco, agua, azúcar y hielo) y observe la vida local. En hora punta, pescadores y turistas se cruzan con sus carritos en un ambiente desenfadado.

Para cenar, visite el Restaurante Mandarina. En la orilla de una playa de arena fina, iluminada por los últimos rayos de sol, en un decorado elegante y acogedor, se deleitará con las exquisiteces típicas (marisco, huevos de codorniz o el huitlacoche) preparados con primor.

Es difícil dejar atrás este remanso de paz. No obstante, el Yucatán ofrece una riqueza cultural de tal envergadura, que sería una pena quedarse sin visitar Mérida, su ciudad colonial, animada y festiva, y, sobre todo, sus ruinas mayas, con un poder evocador que maravillará a sus niños . Una ocasión perfecta para alargar su estancia en México .

Mandarina Restaurant
Av Damero 310,
Holbox, Q.R., México
+0052 984 87 52129

www.holboxcasalastortugas.com/