La Petite France, un fascinante barrio a nivel del agua

descubrir el entorno
La Petite France, un fascinante barrio a nivel del agua

Al sur de la Grande Île se alza el barrio más pintoresco del viejo Estrasburgo, que sufrió la devastación de la Segunda Guerra Mundial.

El barrio pudo recuperar su carácter original gracias a un arduo trabajo de restauración. El origen de esta zona popular y siempre animada se encuentra en el delta del río Ill, que propició en otra época la construcción de molinos y un dédalo de canales. El lugar perfecto para que se instalaran los pescadores, los molineros y los curtidores.

Si desea seguir sus pasos, le recomendamos que emprenda su aventura temprano, con la luz de la mañana, y pasee por estas callejuelas estrechas y adoquinadas que recuerdan su origen medieval: la calle Bain-aux-Plantes, la del Fossé-des-Tanneurs o la calle Moulins.

Un itinerario auténtico, heredero del pasado, salpicado de winstub —esas tabernas típicas en las que corre a raudales la cerveza y en las que es obligado hacer una pausa—, anticuarios, galerías de arte, tiendecitas de artesanos depositarios de oficios ancestrales y, sobre todo, soberbias viviendas con entramado de madera, reminiscencia de los siglos XVI y XVII, cuya silueta se refleja en el agua.

La Petite France
67000 Estrasburgo

Reserve su tour de La Petite France en bicicleta rickshaw