La ruta de los vinos

descubrimiento
La ruta de los vinos

La ruta de los vinos, símbolo de la Alsacia epicúrea, despliega sus paisajes bucólicos y serenos en torno a viñedos milenarios.

De Thann a Marlenheim, de norte a sur en dirección a Colmar, un rosario de pueblos vitícolas, pintorescos y llenos de flores ilustra la riqueza y la diversidad de las tierras alsacianas. El itinerario, de una gran sencillez, se adorna con numerosos restos medievales, de visita obligada para los amantes de los grandes vinos de calidad.

Eguisheim, Kaysersberg, Ribeauvillé, Riquewihr, Andlau, Obernai… estas localidades de marcada identidad que forman la zona con denominación de origen organizan degustaciones campestres, fiestas del vino y vendimias en un ambiente animado y alegre.

La visita a las plazas fortificadas y a los castillos, que se alzan sobre un hermoso fondo de viñas y bosques, se anuncia como uno de los platos fuertes del paseo. No dude en tomar la nacional 59 que le conducirá a lugares como el municipio de Sélestat o el famoso castillo de Haut-Koenigsbourg, centinela de piedra de la Edad Media que ha sobrevivido durante siglos al paso del tiempo.