Pedra Bonita: una montaña dedicada al ocio

descubrir el entorno - bienestar y deporte
Pedra Bonita: una montaña dedicada al ocio

Más discreta que el Pan de Azúcar, la Pedra Bonita es el mejor enclave para practicar la escalada y los vuelos al aire libre.

Con una cumbre que se eleva a 696 metros de altitud, la Pedra Bonita forma parte de los tesoros ocultos de Río. Entre São Conrado y Barra da Tijuca, a treinta minutos de las playas de Copacabana, esta montaña con un perfil sorprendente e integrada en el parque natural de Tijuca, propone una experiencia inolvidable en contacto con la naturaleza.
A lo largo de los senderos de trekking (de entre 18 y 20 kilómetros) que le llevarán al corazón de la selva urbana más grande del mundo y a la cumbre de granito, disfrutará de las vistas sobre la Zona Sul, el Pan de Azúcar y el Cristo Redentor. Aquí también se practica la escalada y sobre todo los saltos en parapente y ala delta a través de un camino que lleva a la Estrada das Canoas, principal punto de despegue para vuelos que duran aproximadamente un cuarto de hora.
Es una zona perfecta para relajarse y escapar de las multitudes de Copacabana e Ipanema, o incluso para vivir una experiencia que le lleve al límite.