Península de Crozon: la perla de Finisterre

descubrir el entorno
Península de Crozon: la perla de Finisterre

Frente a Brest, las vistas panorámicas desde la península de Crozon cortan la respiración, con sus paisajes naturales y pequeños puertos pesqueros, perfectos para perderse.

Con su calidoscopio de profundos acantilados, bahías idílicas de aguas azul intenso y brezales acariciados por las olas, la península de Crozon se lanza al mar de Iroise. Suspendido a 100 metros sobre el mar, el cabo de la Cabra es un mirador único sobre la bahía de Douarnenez y la ensenada de Morgat hasta las islas Sein, de Ouessant y de Molène en los días claros. Descúbralo con su bonita ruta costera:

dé la vuelta a la península a pie por el sendero que rodea el cabo de la Cabra desde Morgat o en lancha, visitando por mar ensenadas y grutas. En el lado oeste, haga una parada en Camaret, un pintoresco puerto pesquero que merece la pena el desvío, con las ofrendas a Nuestra Señora de Rocamador en forma de maquetas de embarcaciones, su cementerio marino y su torre de Vauban, nombrada Patrimonio Mundial de la Unesco.

Península de Crozon
29160 Crozon