Si está en Miami Beach, vamos a la playa.

playa
Si está en Miami Beach, vamos a la playa.

Kilómetros y kilómetros de arena frente a aguas cristalinas... Un paisaje de ensueño para broncearse, nadar y bucear.

Es una magnífica playa que se extiende a lo largo de muchos kilómetros, de norte a sur de Miami Beach. ¡Y qué vistas! Los puestos de observación y de salvamento de los socorristas evocan los años 50. Las sombrillas y las tumbonas de los hoteles situados entre Collins Avenue y Ocean Drive están instaladas en filas ajustadas sobre el suelo.
En las playas públicas, también es posible alquilar una tumbona, por hora o por día. A falta de tomar el sol o bañarse, recorra el paseo delimitado por palmeras admirando por un lado, el mar cristalino y, por otro lado, las fachadas de colores de los edificios. Aquí, jóvenes con cuerpos bronceados y esculpidos se entregan al jogging o al vóley-playa. Algo más lejos, verá a los fotógrafos haciendo fotos a chicas preciosas que posan para las revistas europeas.
Así es como transcurre la vida en Miami Beach. Y da igual que la playa sea artificial (debe ser reabastecida de arena todos los años debido a la erosión), es magnífica bajo un sol que es casi omnipresente.