Xochimilco: un paseo en barco

descubrir el entorno
Xochimilco: un paseo en barco

Descubra los tranquilos canales del sur de la ciudad con el sosiego con el que se desplazan los barcos de colores.

Una visita a los jardines flotantes de Xochimilco —que significa «jardines floridos»— es un auténtico viaje en el tiempo a la época en la que este sistema de canales constituía el centro agrícola de la civilización de Teotihuacán.

Estas marismas, inadecuadas para la agricultura tradicional, obligaron a los habitantes a construir unos terrenos flotantes para poder prosperar. Las chinampas, estas islas artificiales creadas con juncos o cañas de maíz en las que depositaban hojas y tierra, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la actualidad, los visitantes alquilan trajineras —barcos planos de colores— para explorar esta «Venecia mexicana» entre jardines flotantes al son de la música de los mariachis. Los comerciantes se instalan en pequeñas embarcaciones en las que venden de todo.

Dado que los domingos generalmente se encuentra atestado, le recomendamos venir entre semana. Desde el centro de la ciudad, tome el tren ligero que le traerá a Xochimilco en unos 90 minutos.