Lisboa, la nueva meca del chic bohemio

La capital portuguesa, erigida sobre siete colinas, toma su energía del océano al que mira. Una ciudad rebosante de historia en la que cada callejuela y edificio recuerda un pasado glorioso. Pero también un destino resueltamente moderno cuyos barrios están en plena efervescencia creativa.

Si Lisboa fuera un sabor, sería un pastel de nata. Un olor: el salitre de las olas. Un sonido: el fado. Un árbol: la jacaranda. Pero es imposible resumir Lisboa en palabras. Hay que vivirla. Asomarse a la ciudad requiere tomar aliento, literalmente. Tendrá que deambular sin rumbo por el barrio del Chiado y detenerse en A Brasileira, como Fernando Pessoa, para tomar un cafézinho. Deberá escalar hasta lo alto del barrio de la Alfama, dominado por el castillo de San Jorge (castelo de São Jorge), y contemplar la ciudad y sus monumentos desde alguno de los miradouros (miradores), como el de Santa Luzia. Al caer el sol, una nueva ascensión hasta el Bairro Alto para disfrutar de la fiesta.

Recorrer los barrios que bordean el Tajo también requiere resistencia. En la época de los grandes descubrimientos, en los siglos XV y XVI, las carabelas zarpaban desde el barrio de Belém. Esta zona que conserva algunos lugares históricos imprescindibles, entre los que destacan el monasterio de los Jerónimos y la torre de Belém, está hoy en plena transformación gracias al Centro Cultural, un complejo que agrupa varios espacios expositivos como el Museu Coleção Berardo.

La capital portuguesa, anclada entre el mar y el río, ha sabido modernizarse. Sus fachadas de azulejos, sus resbaladizas aceras de piedra caliza, sus iglesias, su arquitectura barroca y joyas como la librería más antigua del mundo, fundada en 1732, contrastan con las creaciones de Frank Gehry, Renzo Piano (los jardines de Braço de Prata) y Álvaro Siza Vieira, o con el puente Vasco da Gama, el más largo de Europa.

Es difícil resistirse a sus encantos ya que Lisboa también es sinónimo de tiendas de moda, galerías underground, cafés «artísticos» y anticuarios. Si aún le queda energía, puede salir de la capital y descubrir las localidades históricas de Sintra y Cascais, sin olvidarse de las playas aún vírgenes de la costa atlántica, hacia Comporta.

Conocer la autenticidad de Lisboa requiere esfuerzo, pero no decepciona jamás.

Vídeo de presentación - Nuestra panorámica de Lisboa y su región
Vídeo de presentación

Nuestra panorámica de Lisboa y su región

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
cafeterÍa

Vertigo Café: el punto de encuentro de los artistas

Diapositivas

Nuestro álbum de fotos de Lisboa y su región

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
hotel boutique

Valverde Hotel: una encantadora joya con un patio exuberante

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
compras

Una selección de tiendas para comprar bien en Lisboa

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
hotel con encanto

Torel Palace: una mansión con carácter

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
monumento

Teatro Nacional de São Carlos: la ópera principal de Lisboa

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
vistas

Tágide y Tágide Wine & Tapas Bar: vistas a Lisboa

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
deporte

Surf: domar las olas en un marco mágico

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
escapada

Sintra, la armonía entre arquitectura y naturaleza

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
actividad insÓlita

Palacio Ramalhete: como en casa en un palacio

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
hotel palacio

Olissippo Lapa Palace: el palacio más vanguardista de Lisboa

¡Estos destinos
le tentarán seguramente!

Desde :